Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 abril 2008

1 de abril de 2008. La Plaza de Mayo está repleta y el sol radiante marca que se trata indudablemente de un día peronista. Esta vez, a diferencia de las jornadas originales, las imágenes se transmiten a color y el montaje de las tomas se asemeja mucho más a la Evita de Alan Parker que a aquellos difusos recuerdos en escala de grises. Este día, el poblado balcón se encuentra adelantado y transformado en escenario que ocupa solamente la protagonista, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. A los costados del escenario se encuentran unas pobladas tribunas destinadas a políticos, dirigentes de movimientos sociales y personalidades que concurren a brindar su apoyo. Las cámaras fotográficas se dirigen indistintamente hacia la presidenta, la multitud en la plaza y la otra, en las tribunas. Entre los cientos de fotografías, una se destaca. Es la del dirigente camionero y líder de la CGT Hugo Moyano sosteniendo un cartel que dice en letras de molde: “Clarín miente”. Este es el primer ataque público contra el multimedios más grande de la Argentina. Sin embargo, no sería el único de la jornada, ni de la semana. Unos días más tarde, Luis D´elia repetiría la acusación en los estudios del canal de cable TN (propiedad del mismo grupo económico) y denunciaría públicamente la concentración mediática del Grupo Clarín. Los medios de comunicación, evitarían reflejar los argumentos de peso y enfocarían su reacción contra el ataque a la libertad de prensa que se comete sistemáticamente desde el gobierno y, en particular, contra la promoción que éste hace de un observatorio de medios. Sin embargo, el conflicto de base quedaría planteado y llevaría a preguntarse: ¿De qué hablamos cuando hablamos de concentración de medios de comunicación? A continuación un análisis pormenorizado del Grupo Clarín y su particular participación en el sistema de medios nacional. (más…)

Anuncios

Read Full Post »

“Piquete y cacerola, la lucha es una sola” se oía cantar a fines de 2001 en lo que fuera una de las mayores crisis de la historia argentina. El desempleo rondaba entonces el 20 por ciento, la mitad de los habitantes se encontraban debajo de la línea de pobreza y una de cada cuatro personas no podía comprar los alimentos indispensables para garantizar su supervivencia. La protesta ganó la calle y la crisis institucional desembocó en el inaudito cambio de 5 presidentes en menos de 15 días. La masiva movilización social de aquellas jornadas, lentamente iría perdiendo impulso a partir de la fragmentación del movimiento piquetero, la deslegitimación de las corrientes más movilizadas y la cooptación de varios de sus máximos referentes. El 25 de marzo de 2008, sin embargo, piquetes y cacerolas volvieron a encolumnarse bajo una misma consigna. Esta vez, el desempleo se encuentra por debajo del doble dígito y los habitantes bajo la línea de pobreza han disminuido considerablemente, hecho ostensible aún a pesar de la desconfianza que generan las estadísticas del INDEC (que ubican a la pobreza en el 23 % y a la indigencia en el 8% de la población). El reclamo de “pan y trabajo” ahora se transformó en un pedido de protección a las ganancias extraordinarias por parte de un sector de la población distinto del de otrora. En medio de este fenómeno de convulsión social y realismo mágico, la prensa cumple un rol preponderante por su contribución en la producción de sentidos a nivel nacional. ¿Qué tienen en común los “piquetes” de 2001 con los “cortes de ruta” de 2008? ¿Cómo los empresarios agrícolas se transforman rápidamente en “el campo”? ¿Cómo hace “el esfuerzo de los productores” para hacer crecer tan increíblemente los precios internacionales? ¿Cómo el lockout se transforma en “paro”? Estos son solo algunos de los interrogantes que surgen al observar las tapas de cuatro de los diarios de de mayor tirada nacional (Clarín –CL-, La Nación –LN-, Página 12 –P12- y Crítica –CR-) correspondientes a los días más álgidos de participación popular. A continuación, los invitamos a recorrer estas tapas… (más…)

Read Full Post »