Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Noticias al margen’ Category

El 21/08/2010 falleció Rodolfo Fogwill. Sin saberlo, dos días después, una compañera de trabajo me devolvió un libro escrito por él que yo le había prestado y había olvidado: “Los Pichiciegos”. Me puse a hojear sus páginas para buscar los subrayados y anotaciones que suelo hacer en los pasajes de los textos que me gustan o llaman mi atención. Haciendo eso llegué a este genial párrafo:

Si los argentinos los llaman “rusos” y los ingleses —así lo pronunciaban el paracaidista y el de la radio— les dicen “rachan”, los rusos, que algunos creían que estaban por llegar, se han de llamar de cualquier manera, pero seguramente a ellos mismos no se dirán ni “rusos” ni “rachan”. Los británicos, que eran los ingleses, llamaban a los argentinos “archis” y a los malvineros “jepls” y a ellos mismos se llamaban “uiners”. Los porteños se llamaban porteños a ellos mismos y a los demás les decían “forros”; por eso les quedó “forro” a ellos, porque andaban siempre diciendo “forro” a un lado y a otro. Un pichi, el tano Brecelli, se tomó el trabajo de anotar todo eso. Bueno: anotar no, porque abajo el único que anotaba era Pipo, que llevaba las cuentas.

Brecelli había hecho una lista mental de las palabras y de las maneras de hablar y se las sabía de memoria: la recitaba y siempre le iba agregando cosas; y cuando aparecía un nuevo, mientras los otros le enseñaban cómo tenía que portarse, él les cantaba la lista: “al turco ‘Turco’ porque no es turco, es árabe; a Acevedo que es rosarino, porque es judío, se le dice ‘ruso’ o ‘rachan’ en inglés; a los judíos ‘hijos de puta’ porque escupieron a Cristo y ‘gracias’ porque le mandan cohetes a Galtieri; a Galtieri de acá, ‘Galtieri’ porque es muy boludo y se creía que íbamos a ganar; y a los forros ‘forros’ porque son forros y lo único que saben hacer es forrear…”

—¡Callate forro…! —decía el santiagueño.

—Y qué querés, si no fuera forro, no estaría aquí entre tantos negros roñosos como vos —decía Brecelli, que era porteño.

Rodolfo Enrique Fogwill, “Los Pichiciegos”,

Editorial Interzona (2006), Pág 114.

Anuncios

Read Full Post »

Y pensar que durante largos años pensé que éste era un vicio exclusivo de la derecha. Con ustedes Betty, la fea en comparaciones.

Publicado en La Nación el 18/08/10

Read Full Post »

“Los blogueros vienen marchando” dicen Jimena Arnolfi y Victoria Linari, periodistas del diario Miradas al Sur. Su nota, publicada el domingo 30 de mayo de 2010, menciona Enlomargenes como blog destacado en la deconstrucción del discurso periodístico. Muchísimas gracias por la mención y la entrevista.

Pueden ver la nota completa en versión digital presionando aquí o en versión impresa clickeando en la foto de abajo.

Read Full Post »

“En bolas pero libres. La Matanza con Alfonsín”, afirma una bandera colgada en la esquina de la Plaza del Congreso, frente a la improvisada fila de miles de personas que serpentea sobre la Avenida Callao para despedir el cuerpo del ex presidente. La frase escrita en luto sobre el rojo y blanco de la insignia radical condensa mucho más que los colores predominantes que pueden apreciarse en las inmediaciones del Congreso de la Nación.

“Venimos a despedir a un líder. Al padre de la democracia. Tengo 75 años y no me quiero ir a la tumba sin despedirlo”, comenta Beatriz con la voz cada vez más aguda y restregándose un ojo con la manga de su saco, para no soltar la foto vieja que lleva en su mano y que muestra al dirigente fallecido el 31 de marzo junto a una señora varios años más joven que ella.

Las frases nostálgicas se repiten a lo largo de la cola y conforman un murmullo permanente que se interrumpe cada tanto por un aplauso o un cantito. Pasan los minutos y no se avanza. “No hay control. Se cuelan y ojo, son gente normal. No gente que entre comillas uno diría de la villa“, afirma indignada una señora de pelo planchado y labios prominentes.

“Nos motivó a venir lo que representa para la democracia”, señala Santiago Fernandez, un correntino de dieciocho años que acaba de ver a Alfonsín en persona por primera  y última vez. “Estamos en democracia y eso es importante. Sin embargo, hoy la pobreza se sigue viviendo”, agrega Manuel Lorrotani, un amigo con el que comparte sus estudios en la capital, al igual que la moda de las bombachas campestres y las alpargatas. “El problema es cómo se administran los ingresos. Hoy la presidenta le está sacando mucho a un sector que es el que mantiene al país -porque somos una industria primaria exportadora-  pero a la vez se ve más pobreza”, completa su razonamiento Santiago, en cuyo apellido no hay que intentar buscar una relación filiar con ningún miembro del gobierno de turno.

José, un porteño que peina tan pocas canas como el régimen que reivindica, plantea otra perspectiva: “Si la democracia hoy está debilitada no es solamente gracias al gobierno, sino también a la oposición que ante cualquier cosa que surge, no propone ningún proyecto”.

Despegadas de la gente por un vallado policial, decenas de cámaras de televisión reposan sobre sus trípodes apuntando a la puerta de la Mesa de Entradas de la Cámara de Diputados, mientras aguardan que alguna figura reconocida aparezca para hacer los comentarios políticamente correctos del caso. A sus espaldas, en la vereda de ingreso al edificio anexo al Congreso, una mujer los observa sentada sobre un colchón gris con sus cosas apiladas alrededor. Me acerco e intento conversar, pero se niega. Me dice que no le voy a poder dar ninguna solución.

Read Full Post »

ama sua (no seas ladrón), ama quella (no seas flojo), ama llula (no seas mentiroso) y ama llunk´a (no seas servil) son las reglas de conducta con que Evo Morales se ha educado, según comenta Martin Sivak en la página 56 de su libro Jefazo, retrato íntimo de Evo Morales. Preceptos aparentemente intolerables para el sector ideológicamente aliado a la derecha política.

En 2007 estuve un mes en Bolivia y pude ver con profunda emoción la construcción de un proyecto político popular como no encuentro otro actualmente en América Latina. Desde aquí va nuestro apoyo al pueblo boliviano que defiende el mandato constitucional de Evo Morales, refrendado el 10 de agosto pasado por 2 de cada 3 votantes del país.

Lo acusaron de narcotraficante, de ser el primer eslabón, el mejor aliado, el mayor canciller del narcotráfico, de mantener relaciones con la narcoguerrilla, de padrino de traficantes de químicos; lo llevaron ante la justicia por los cargos de asesinato, de instigación al crimen, de responsable de desapariciones, de alzamiento armado, de atribuirse derechos del pueblo, de pertenecer a una organización criminal, de atentar contra el transporte y el servicio público, de destruir bienes del estado; lo culparon de tener doscientas hectáreas, de tener sesenta hectáreas, de estar financiado por guerrillas y gobiernos extranjeros, de manejar borracho, de ser el dictador de El Chapare, de ser el Rey del Chapare, de hacer viajes por placer a Europa, de anotar en su agenda direcciones de guerrilleros colombianos; se burlaron en público de que no supiera sumar, de cómo hablaba y de lo que decía cuando hablaba; le regalaron -a través del presidente de los empresarios privados- una Biblia y una Constitución para civilizarlo y lo citaron a negociar en habitaciones con crucifijos. “1Ni asi, ni con la violencia física que día a día sufren los descendientes de pueblos originarios en Bolivia, y entonces, ahora qué?…

1(Sivak, Martin, Jefazo, retrato íntimo de Evo Morales. Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 2008. pág 129

Read Full Post »

La puerta de hierro de la planta baja está abierta. Solamente hay que empujarla un poco para poder pasar. Una escalera de mármol conduce directamente a un primer nivel. Los techos son altos y los pies apoyados sobre el piso de madera vibran a cada paso de un colectivo por la puerta de la vieja casona ubicada en Anchorena 76. El hall al que se accede da a varias habitaciones y pasillos e incita a los más prudentes a esperar alguna señal antes de elegir el destino. Un mural de una manifestación muy colorida decora el ambiente. Desde allí, los rostros curtidos de muchas personas nos observan y enarbolan banderas con las mismas consignas: “CIBA, no a los desalojos”. El llamado de una voz cálida interrumpe el silencio base conformado por el sonido del tráfico y las voces de varios niños que se adivinan en habitaciones aledañas. Nos saluda uno de los hombres de la pared.

-Qué tal, soy Jorge. Pasá por acá. (más…)

Read Full Post »

La puerta de la habitación de Ángel se encuentra abierta. Desde la escalera puede verse al joven de 22 años que escucha música sentado junto a la cama. Hoy tampoco ha conseguido trabajo. Las paredes descascaradas adquieren un color ocre mezcla de la luz que proviene de la única bombilla y de la que emana del televisor encendido. Pronto llegará su madre con sus hermanas y esa habitación de tres por dos comenzará su metamorfosis. Entonces será escritorio para que las chicas hagan la tarea y luego comedor. Finalmente volverá a ser dormitorio para que la familia pueda descansar. Ángel invita a pasar; la inscripción en marcador de la puerta interpela a otros: “Se te perdió algo, mirón?” (más…)

Read Full Post »